miércoles, 16 de marzo de 2011

Fernando de Zárate

Fernando de Zárate
Del interior cordobés. Maestro rural. Admirador de Charlie Parker y Django Reinhardt. Hincha de Boca, seguidor de Alumni en el Argentino “A”.
No tengo Facebook, ni Twitter; sí un e-mail que revisa un amigo de vez en cuando.
Escribo como puedo y porque me gusta. Edito mis propios libros juntando moneda a moneda (las de 10 centavos también).
Soy el vecino del barrio Trinitarios (Villa María, Córdoba) que un día quiso escribir poemas.
A la GLORIA LITERARIA no la conozco (aparte soy casado).
Tengo perros y gatos, una mujer que me banca desde hace mucho, una hija cuartetera y una suegra que me llama “hijo”.
Hay quienes leen lo que escribo. No tengo pretensiones.
El dinero no me importa, estoy vivo y sano no necesito nada.
Es vital para mí tomar mate con mis viejos.
Soy de libra.
Me he amigado con Dios. Pasen y vean.





¿cuántos pulsos
del tiempo

martillan

como cíclopes
de amargura

plazos de Dios
sin atenuantes?



- * - * - * - * - * - * -



claridad
contra ceguera

incandescente
costura
el
ripio sobrante

de otros días.



- * - * - * - * - * - * -



¿nunca dijiste
qué vez
se quedó afuera
el grito
pariendo relámpagos
de
oscuro
alumbramiento?



- * - * - * - * - * - * -



de carnaduras

máscaras

añicos

se compone
uno solo

¿para poder morir?