jueves, 26 de mayo de 2011

Natalia Litvinova



Natalia Litvinova
Nací en septiembre de 1986 en Gómel, Bielorrusia. Vivo en Buenos Aires hace 14 años, o entre dos continentes cuando cierro los ojos, o en un nuevo continente. Hago traducciones de poetas rusos. En julio del 2010 publiqué un libro de poemas, Esteparia (Ediciones del Dock), y en 2011 traduje la antología de la poeta Shajriza Bogatyreva, Rumbo a Karachay, (Editora Casa Refugio Citlaltépetl A.C. y Bonobos Editores 2011). Tengo preparado otro poemario, aún no ha sido publicado.

Blog de traducciones: www.animalesenbruto.blogspot.com







.Vida.
(de Esteparia)

Amor, soy fruto de tu jardín.
Un día caeré a la tierra
los pájaros devorarán mi pulpa
así daré vida,
eso es amor, vida.
Sé que he robado
manzanas de tus pecados
pero también fui jardín
y has arrancado de mí
mi vida.


- * - * - * - * - * - * -


.El error nos hizo en la noche.
(de Esteparia)

Ayer prohibieron
en mí la lluvia,
el crecimiento lento de los árboles,
los mendigos que corrían
persiguiendo mi lluvia prohibida.
Ayer en mí prohibieron
el Ayer junto a todos los cuerpos
del silencio.
Entonces fui grito de roble
o de lluvia.


- * - * - * - * - * - * -


.Gómel.
(de Esteparia)

Mi abuelo lo único que hacía era afeitarse y temblar
frente al televisor.
Mi padre todas las mañanas se perdía en el campo,
transformado en un punto tridimensional de la nieve.
Regresaba con una sonrisa mística en su rostro y nadie
sabía por qué.
En verano también esa misma sonrisa y frutillas
en sus manos, en primavera frambuesas.
La sonrisa de mi padre traía frutos maravillosos.
Mi abuelo temblaba cada día más, su cabeza recaía
como mandolina y se erguía como un piano.
Un día mi padre regresó con manzanas
mi abuelo dio con la clave del silencio.


- * - * - * - * - * - * -

.Partía.
(Inédito)

La patria me reclama
pero ya nada me pide.
Soy su desprotegido
amor.


- * - * - * - * - * - * -


.Maldad.
(inédito)

Estoy hecha de días y de años inciertos,
de futuras canas angelicales que me obligan a la bondad.
Pero con toda maldad ocupo el lugar de lo que ya no existe.


- * - * - * - * - * - * -


.Máscara.
(inédito)

Alguien descubre
que los desaparecidos
usan mi rostro.